Bienvenida

MATRICULAS


15/1/2011

MATERIALES DEL MODELISTA

Este es un listado de materiales que se pueden usar en cualquiera de las áreas del Modelismo. Como se advirtió en el apunte anterior sobre herramientas, la diversidad hace que incluso este listado no esté completo, atendiendo como criterio de selección al posible uso que en la asignatura pueda darse en un momento dado.

1. Hueso – Piedra - Arcilla – Barro – Madera – Cerámica – Metales preciosos - Plomo – Plástico. Probablemente sea ésta la evolución en el uso sucesivo y alterno de materiales para la creación de figuras y dioramas.

2. Porexpán. También conocido como Poliestireno expandido o de forma coloquial “corcho blanco”. Los hay de dos tipos:

a. Blando: de color blanco, es el más generalizado y usado.

b. Duro: en diversos colores (amarillo, azul o rosa).

3. Madera. En diferentes soportes, medidas... Sirve para crear nuestra base de la maqueta, pero también para grandes estructuras, armazones, en modelismo naval es imprescindible.

4. Corcho natural. La maqueta por excelencia en el mundo de los dioramas: El Belén. Y no puede faltar los trozos de corcho natural para la creación de estructuras como montañas y cuevas (e incluso los propios pesebres). Para un perfecto acabado de un terreno orográfico con grandes accidentes (el caso de los acantilados) la base del corcho natural es la perfecta, a la que luego aplicaremos las manos necesarias de escayola para darles el acabado que necesitemos.

5. Baldosas de corcho. Paredes, bases de superficies. Como textura rugosa es tentadora su uso en la creación de la pared de los edificios.

6. Tapones de corcho. Siempre es atractivo su uso si queremos decorar con columnas o pilares de edificios en ruinas.

7. Piedra natural. Podemos usarlas directamente en nuestra maqueta si son pequeñas. Sus formas irregulares las hacen idóneas por su mínima transformación, aunque siempre es mejor trabajar el porexpán para crearlas por nosotros mismos. En todo caso, podemos crear nuestra serie de piedras utilizándolas como copias – madre (con látex) de la que luego elaboraremos las que queramos en escayola.

8. Arena fina o serrín. Para texturizar superficies de edificios y terrenos. Desiertos, márgenes de ríos, playas, montañas… Se aplica con cola blanca, convirtiéndose también en la arcilla o masilla de modelismo más barata (para rellenar huecos, dar formas…) La arena ha de ser tratada previamente con agua y jabón.

9. Arcilla de modelismo. No usar nunca ni el barro de alfarería ni la masilla verde (ésta última por su elevado coste). Se endurece en un día y puede ser lijada.

10. Plastilina. Buena para recrear detalles en el suelo (piedras, bordes de ríos…) También para pequeños elementos o accesorios. Si luego se aplica (una vez modelada) una capa de cola blanca, o cola blanca y arena, nos quedará dura y fijada; además, habremos realizado nuestra capa de imprimación previa a su pintura.

11. Cartón. Realiza terrenos (montañas) o edificios. Imita los techos de tejas en la lejanía. También cubre superficies.

12. Cartulina. Para creación de vegetación, por ejemplo, como las palmas de las palmeras.

13. Papel Pinocho. Imitación de texturas de troncos, palmeras, techos de paja, persianas o elementos textiles en las figuras. También se puede usar la cinta de carrocero (celo de papel corrugado)

14. Papeles de periódicos o revistas.

15. Tubos de cartón. ¿Por qué tirar las bases de los rollos de papel de cocina o higiénicos? Tenemos aquí la base perfecta para la construcción de torres circulares o poligonales.

16. Plástico. Impermeabiliza lechos de ríos (colocado en la base de la estructura) con flujo de agua real. Crea las corrientes de los fondos. El plástico de envolver alimentos es un elemento óptimo para la creación de ventanales.

17. Estaño. Para imitación de elementos metálicos.

18. Cristal. Forma (algo rudimentaria) lechos de ríos o estructuras líquidas. También para edificios, aunque se debe sustituir por plásticos flexibles, más manejables y menos peligrosos.

19. Cajas de maderas de frutas. Se forman tejados, puentes, cercados o imitación de cualquier estructura de madera.

20. Bandejas de alimentos. Es un material para crear formas rudimentarias como el alfeizar de los balcones en edificios.

21. Listones de madera. Sujeción y soporte de piezas grandes. Crea las estructuras base y los armazones.

22. Madera de balsa. Imitación de vigas, escaleras, puertas… Es un material caro, pero soporta mejor las estructuras de peso que el porexpán duro. Pesa poco y es muy flexible, lo que lo hace un soporte idóneo en el trabajo de superficies y elementos curvos.

23. Pinturas. En diferentes soportes: acuarelas, témperas, al óleo, para aerógrafo, lápices de colores y rotuladores, tintas… Y si de aplicación a superficies se trata, distinguir entre acrílicas y sintéticas (éstas últimas mejor para el plástico). Siempre hay que dar antes una capa de imprimación (blanco o negro) para realzar los detalles y facilitarnos luego la tarea de pintar y perfilar.

24. Ángulos metálicos y tornillos. Para la unión de listones de madera y estructuras (lo que nos permite una mejor división de las piezas si realizamos una maqueta de grandes proporciones para su traslado)

25. Clavos de cabeza escondida – sin cabeza / alfileres de costura.

26. Alambre / cuerda de cáñamo (tramilla) / cuerda de esparto. Proceso de trabajo para ésta última: se corta en pequeños trozos (unos 2 centímetros, por ejemplo) y se deshilacha para hacer la hierba (fijar con pegamento de contacto, tipo Superglue). También nos valen los pelos de pinceles y paletinas viejos.

27. Telas o vendas. Imitación de tejidos, cortinas, lonas o toldos. También para texturizar las superficies rugosas en los acabados… Truco: para pequeños trabajos de indumentaria en figuras (polainas, mantillas, pañuelos) usamos los pañuelillos de papel.

28. Gasas. Para texturizar en troncos y paredes de edificios.

29. Tela de fibra de vidrio. Mojada en escayola forma lechos de ríos, terrenos, montañas y cuevas.

30. Tela metálica. Soporte de telas o fibras de vidrio para montañas y cuevas.

31. Mosquitera. Para la recreación de celosías. Mejor en plástico que la metálica y colocarlo en forma de rombos.

32. Celaje. Tela o madera flexible que se coloca dentro del armazón a manera de ciclorama (por ejemplo, para recrear el cielo).

33. Palillos de madera grandes (de hostelería) y palillos de madera pequeños (mondadientes). Para la sujeción de placas de porexpán y otras superficies.

34. Césped artificial. El utilizado en modelismo ferroviario. Las bolsitas cuestan unos 4 – 5 €. Pero podemos abaratar nuestro proyecto con el uso (para la imitación de vegetación) de otros materiales.

35. Estropajos de cocina. La base perfecta de pequeña vegetación o matorrales y setos para jardines.

36. Musgo seco. La forma más barata y natural para imitación de vegetación boscosa o en acantilados.

37. Ramas. Imitación de árboles y vegetación. Con el porexpán también creamos troncos que, unidos a las ramas, forman las copas de árboles. El tomillo o el romero son perfectos, pero en general, cualquier rama nudosa nos sirve para crear “nuestro propio bosque”.

38. Escayola. Cubre superficies y da acabados en la construcción. Para la elaboración de accesorios también. Es un material más adecuado que el yeso, al ser de un preparado más fino.

39. Yeso preparado. “Plasto en pasta”. Material barato (3 €, un bote grande), por lo que es mejor y más adecuado que realizar uno mismo la mezcla, y es más limpio. Seca en pocas horas y se puede pintar o cubrirse con otros materiales, como el césped artificial de modelismo ferroviario.

40. Material eléctrico. Lámparas, bombillas, cableado, enchufes… Lo necesario si queremos un acabado iluminado de interiores o incluso jugar con efectos temporales (paso del día a la noche). También, como no, para alumbrar zonas oscuras.

41. Materiales alternativos para reaprovechar. En realidad, la mayor parte de herramientas y materiales indicados en las listas no pertenecen al mundo del modelismo, sino a otras aficiones y profesiones; por lo que casi todo lo indicado es alternativo. Pero es preciso crear este punto específico, más como truco que como directriz. A modo de ejemplo: si mezclamos cola blanca diluida y… ¡las cenizas de los cigarrillos o los puros!, obtendremos la mejor imitación de brea para la intercalar en los tablones de los barcos en modelismo naval (también valdrá las tiznas del carbón, así que no obligaremos a los/las alumnos/as a fumar si así no lo desean). Es decir, estamos en una afición y una asignatura donde podemos reaprovechar aquellos objetos cotidianos que ya no tienen uso alguno (en apariencia) y reconvertirlos en piezas dignas de ser admiradas por nuestras familias y amistades.